Nuestra historia

La historia de Randemar Restaurante comienza con un joven Toni Oliver, nacido y criado en Sóller. Mientras crecía, acostumbraba a ir a echar una mano cada verano a su padre al Restaurante La Lonja en el Puerto de Sóller, propiedad de su familia y frecuentado por famosos clientes. Estos años de experiencia impulsaron a Toni a emprender su propio negocio con tan solo 19 años, edad en la que convirtió una casa mallorquina en Randemar Restaurante.

16 años más tarde, Toni conoció a Cristina, una talentosa chica de Miami con experiencia en diseño y moda, quien luego se convirtió en su mujer y junto a la cual iniciaron un nuevo capítulo en la historia de Randemar.

Cristina trajo una perspectiva y energía totalmente renovada a esta antigua casa mallorquina y junto a su marido Toni lograron establecer un equipo en el que tradiciones y costumbres mallorquinas y americanas se daban la mano para aportar un concepto nuevo tanto a la cocina, como al diseño interior del restaurante. 

_MG_5734
_MG_5773
_MG_5742
_MG_5713
_MG_5719
_MG_5788

Nuestro viaje culinario

La filosofía de Toni y Cristina en Randemar es que este restaurante se convierta en tu hogar lejos del hogar pudiendo compartir este lugar mágico en el Puerto de Sóller. 

 

El ambiente joven y moderno, las maravillosas vistas al mar, la música relajante, la sabrosa cocina mediterránea de temporada del chef Aleix Viada y un buen servicio se combinan en este encantador lugar que ha creado tantos recuerdos inolvidables durante más de dos décadas.

Cada plato es un reflejo de nuestra pasión por ofrecer la más alta calidad, tanto en las recetas tradicionales como en nuestras propias creaciones. Regálate un buen sabor de boca, visítanos hoy mismo.

_MG_5625
_MG_5740
_MG_5749
_MG_5720